Buscar
  • Eos power

Bombeo solar en pozos

El bombeo solar en pozos es una solución ideal en zonas aisladas donde no disponemos de conexión a la red eléctrica. Según la profundidad del pozo y el caudal de agua necesario, se debe elegir el tipo de bomba más adecuado.

El bombeo solar tiene múltiples aplicaciones en zonas rurales. Es habitual en casas de montaña sin conexión a red para bombeo de consumo doméstico, en granjas de animales y abrevaderos alejados de puntos de conexión a red, en balsas de agua para la prevención de incendios forestales en puntos de difícil acceso, etc.


Existen diferentes tipos de tecnologías de bombas solares pero sin duda las bombas que ofrecen un mejor rendimiento son las bombas sumergibles que trabajan con corriente continua. Con el bombeo solar de corriente continua, podemos aprovechar la corriente generada en los paneles solares directamente sin necesidad de convertidores.

Además, este tipo de bombas son capaces de trabajar con tensiones muy inferiores a la nominal, de forma que podemos aprovechar para el bombeo los primeros rayos de luz solar, aunque sea a un pequeño caudal.

Pero si quieres instalar un bombeo solar, ¿cómo elegir la bomba solar que necesitas? A continuación, vamos a darte más detalles:


1. Altura de impulsión

La altura de impulsión es la distancia vertical entre la bomba y el nivel superior del agua (depósito) más las pérdidas de carga de la tubería.

La distancia vertical entre la bomba y el nivel superior del agua la podemos obtener a partir de la profundidad del pozo más la altura vertical a la que se sitúa el depósito respecto la cota de inicio del pozo.

Por último hay que tener en cuenta las pérdidas de carga que se pueden producir en las tuberías por la fricción y/o turbulencias que se generan al circular agua. Sobretodo, si entre el pozo y el depósito hay un tramo largo de tubería.


¿Qué cantidad diaria de agua necesitaremos?

Para elegir la bomba, también tenemos que establecer la cantidad de agua que necesitaremos bombear diariamente.

Para realizar este cálculo, debemos realizar un pequeño análisis de los posibles consumos de agua estimados; el consumo necesario para uso doméstico por persona, el consumo para animales, el consumo para riego, etc.

A modo de ejemplo, estimamos las siguientes cantidades: personas 30 litros/día, vacas 40 litros/día, ovejas 10 litros/día, etc. Estos valores se tienen que contrastar con la explotación concreta que se va a realizar y realizar un pequeño estudio detallado y justificado.

Ejemplo: Para un finca rural que tendrá 100 ovejas y una vivienda de 4 personas y un riego para huerto. Establecemos 2000 litros de agua al día.




33 vistas
  • sign-emergency-code-sos_110_icon-icons.com_57208
  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube