Buscar
  • Eos power

Lámparas solares


Las lámparas solares pueden formar parte del mobiliario urbano, lucir en los parques, áreas verdes, en las carreteras, en los jardines privados, en las fachadas y, por supuesto, también en el interior de las casas. Simplemente, son lámparas similares a las convencionales, pero todas ellas comparten algo: funcionan sin necesidad de conexión eléctrica gracias a unos paneles solares que las alimentan.

Los modelos son tremenda mente variados e incluso se pueden hacer en casa, llegando a prescindir de paneles solares, como ocurre, por ejemplo, con la revolucionaria lámpara solar de plástico con agua y cloro que popularizó el mecánico brasileño Alfredo Moser. Sin embargo, salvo excepciones, lo habitual es que la carga solar diaria se almacene en baterías capaces de suministrar una iluminación suficiente como para que ofrezca luz casi durante toda la noche, con una duración que ronda las 8 horas. Esa prolongada iluminación es factible tanto en interior como en exterior de un modo confiable, si bien lo más frecuente es utilizarlas en espacios con iluminación eléctrica complementaria. Tanto sus diseños como su duración y mecanismo de encendido permiten hablar de diferentes modelos a distintos precios.


¿Cómo funcionan?

Entender el mecanismo de las lámparas solares implica conocer también el funcionamiento de los paneles fotovoltaicos, pues la energía que consiguen la recogen previamente las células solares, almacenándola después en una batería. Es decir, la electricidad que reciben proviene de la acumulación de luz solar en unas baterías recargables o, lo que es lo mismo, funcionan de forma autónoma, sin necesidad de cables ni otras fuentes de alimentación.

Como mínimo, para una iluminación que dure la noche entera se necesita una exposición a la radiación solar de un mínimo de ocho horas, mejor cuanto más intensa, ya que así se reducirá el tiempo que tarda en cargarse. Si la carga no se produce de forma suficiente, lógicamente, la lámpara no puede funcionar, por lo que se recomienda un cambio de batería cada dos años aproximadamente con el fin de maximizar su efectividad y evitar o minimizar este tipo de problemas. Por otro lado, la iluminación eléctrica tradicional puede resultar conveniente como auxiliar para estos casos.

37 vistas
  • sign-emergency-code-sos_110_icon-icons.com_57208
  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube