Buscar
  • Eos power

Con el bombeo solar no solo se consigue un riego inteligente sino que se reduce un 80% su costo


El sistema de bombeo solar directo para riego es una alternativa para la producción agrícola que tiene un alto coste energético. Un ejemplo es la cooperativa Estrella de San Juan (Valladolid), que puso en marcha este sistema de alta potencia, con presión y caudal constante, con el que consiguió reducir un 80% el coste del riego y un 100% las emisiones de CO2 a la atmósfera.


Fruto del impulso de AIMCRA, Asociacion para la investigacion de la merjora del cultivo de la remolacha azucarera y de su colaboración con la ingeniería riego solar, y la cooperativa Estrella de San Juan, hizo realidad el proyecto de riego y energía de mayor impacto innovador de las últimas décadas en España.

El sistema que ha patentado Riego Solar, una empresa española de ingeniería ubicada en Valladolid y dedicada a la aplicación de la energía solar fotovoltaica a cultivos agrícolas, es capaz de mantener la presión constante en riegos por aspersión de cualquier tamaño, tanto coberturas como pivotes o cañones, sin recurrir al uso de energías convencionales, ni al almacenamiento de energía en baterías o de agua en grandes balsas.

Este nuevo sistema basado en el uso exclusivo de la energía solar, también es capaz de mejorar la eficiencia energética e hidráulica de la instalación y de automatizar por completo el manejo de la programación de los riegos en función de las necesidades del cultivo. La parcela se riega con la frecuencia y la cantidad de agua que el cultivo precisa en cada momento, gracias al sistema automático de control desarrollado con equipos de control omron.


Un caso práctico

La primera instalación a gran escala se localiza en Torrecilla de la Abadesa (Valladolid) con las siguientes características:

• Superficie regada: 19 ha de cultivos en verano y 46 ha de cultivos en primavera • Profundidad del agua: 90 m • Instalaciones de riego: 3 pivotes (56 ha) y 3 coberturas a 12×18 (13,90 ha) • Potencia fotovoltaica instalada: 121.600 Wp • Capacidad de bombeo: 150.000 l/hora • Horas de funcionamiento continuo: 10 a 12 horas/día en temporada de riego • Presión del agua en los emisores: 4,0 kg/cm2 en cobertura y 0,6.0 kg/cm2 en pivote. • Coste de la instalación: 152.000 € • Coste del agua bombeada: 3,2 céntimos de €/m3 (frente a los 17 céntimos de €/m3 cuando se usaba generador de gasóleo). • Plazo de recuperación de la inversión: 4 a 5 años

Este sistema tiene como ventaja principal la capacidad de adaptarse a cualquier tipo de riego – aspersión, pivote (pivot) o goteo- al ser capaz de mantener la presión constante, sin tener que utilizar baterías, ni acumulación de agua en grades depósitos o balsas.

Tampoco existe limitación de potencia porque se utilizan bombas convencionales y para su uso en un pozo más profundo o una finca de más hectáreas sólo sería necesario aumentar el número de paneles solares que alimentan la instalación

Frente a esto, los métodos tradicionales por su parte requieren, después de extraer el agua mediante el uso de módulos fotovoltaicos, almacenar grandes cantidades de agua en depósitos elevados o en embalse, para más tarde ser bombeados con otras fuentes de energía convencionales, como electricidad o gasóleo.


Un coste cinco veces inferior

Pero sin duda alguna, lo más atractivo para el agricultor es el bajo coste de la energía, que resulta 5 veces inferior a las energías utilizadas hasta ahora, gasóleo y electricidad de red. Otra de sus grandes ventajas es que se evita la emisión a la atmosfera de 120.000 kg de CO2 anuales. Pero es que además, el riego solar supone autonomía energética para el agricultor, que ya no depende energéticamente de ningún suministrador, lo que le permite asegurar su rentabilidad frente a futuras subidas de la energía por parte de las compañías eléctricas o de hidrocarburos.

3 vistas
  • sign-emergency-code-sos_110_icon-icons.com_57208
  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube