Buscar
  • Eos power

EL AIRE ACONDICIONADO en los grandes rascacielos



En una sociedad cada día más avanzada tecnológicamente hablando, con desarrollos que sobre pasan los niveles de  la imaginación y desafían la ingeniería, se hace cada vez más común el desarrollo de grandes rascacielos, enormes edificaciones con cientos de metros de altura en donde las condiciones inermes a su diseño se presentan como un verdadero reto para la tecnología del control de la temperatura que deberá mantener estos rascacielos totalmente confortables para sus usuarios.

Un punto importante para tener éxito en la industria HVACR es mantener un ojo en el futuro; para ello el sector de la construcción representa el principal motor de diseño del sistema de aire acondicionado, de sus tecnologías y sus materiales.


CHINA SKY CITY

Actualmente se han desarrollado nuevas técnicas de construcción más rápidas y con un significativo ahorro de costos, esto se logra con la incorporación de módulos prefabricados como es el caso del proyecto China Sky City el cual ostentara en tiempo record el titulo del edificio más alto del mundo con sus mas de 220 pisos formados mediante módulos prefabricados unidos al estilo LEGO. Este moderno rascacielos, el más alto del mundo contara con una serie de impresionantes características de diseño HVAC, como, aislamiento térmico de 20 cm; lo que brindara un ahorro de un 70% a la pérdida térmica en comparación con los edificios convencionales, ventanas con 4 paneles de vidrio, protección solar externa, recuperación de calor del aire fresco y un sistema energético de enfriamiento y calefacción a gas, con un consumo de energía de climatización de 90kWh/m. También habrá un sistema de ventilación con 100% aire fresco, conteniendo un sistema filtrante de 3 etapas que significa que el aire será hasta 20 veces más limpio en el interior que en el exterior.


TORRE DA VINCI, DUBAI

A la par de este gran proyecto, en Dubái se desarrolla un nuevo proyecto, nos referimos a la “Torre Da Vinci”, un desarrollo de arquitectura e ingeniería de la construcción sin precedentes que a pesar de no ser al más alto del mundo (contara solo con 78 pisos) si representa un paradigma de la tecnología ya que empleara un diseño de cuarta dimensión del movimiento con el tiempo, esto significa que cada piso formado por módulos prefabricados tendrá la capacidad de girar independiente de otras plantas (con un sistema de control en cada planta activado por voz, o un control centralizado de acuerdo con un horario específico, el edificio puede estar parado por un período de tiempo y luego “rediseñarse” mediante el movimiento de  cada uno de sus niveles para brindar una nueva perspectiva). La Torre Da Vinci es parte del movimiento de la arquitectura dinámica, que ha ido evolucionando a lo largo de los últimos años. El núcleo de la torre de forma circular será de concreto con los módulos pre fabricados y unidos los cuales albergaran oficinas, así como los equipos de aire acondicionado, hidráulicos y de agua para uso doméstico, servicios públicos, etc. Una reducción del 30 por ciento en el costo de construcción es proyectada por los diseñadores, así como unos ciclos de construcción más cortos. La Torre Da Vinci será totalmente autosuficiente respecto a la energía requerida para su funcionamiento teniendo la capacidad de generar energía adicional para alimentar cuatro edificios cercanos, esto se lograra mediante el uso de paneles solares y un sistema único de 77 turbinas colocadas horizontalmente entre cada piso.


TORRE SHANGHAI

En China se encuentra la Torre Shanghai el rascacielos más alto de China el cual está organizado en base a nueve edificios cilíndricos apilados uno encima del otro. La capa interior de la fachada de doble piel encierra los edificios api-lados, mientras que la fachada exterior genera la envolvente del edificio, que gira en 120 grados mientras se levanta y le da a la Torre su apariencia curva. Los espacios entre las dos capas de la fachada crean nueve jardines elevados. En esta torre la sustentabilidad es la parte central del diseño. La forma cónica de la fachada, la textura y la asimetría de trabajo en conjunto ayudan a reducir las cargas de viento sobre el edificio hasta un 24%, ofreciendo un ahorro de 58 millones de dólares en materiales de construcción en gene-ral. Sus fachadas vidriadas interiores y exteriores admiten el máximo de la luz natural posible, lo que reduce la necesidad de luz eléctrica. La piel exterior de la torre también aísla el edificio, reduciendo el consumo de energía para calefacción y refrigeración. El diseño en espiral de la torre recoge agua de lluvia, que se utiliza para los sistemas de calefacción y aire acondicionado.



5 vistas
  • sign-emergency-code-sos_110_icon-icons.com_57208
  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube